sábado, 28 de septiembre de 2013

Yo rea; yo bruta; yo grosera; yo toda mezclada de latín, griego, mierda, tallarines, cultura y barbarie

Una vez más, SUSANA THÉNON

(Buenos Aires, Argentina, 1935-1991)

(Fragmentos de En la morada imposible, Tomo II)

“Al poema le incumbe todo, aun la tierra más ingrata, la prueba más dura. De su confrontación consigo mismo no está ausente la guerra con lo ajeno.

Todo y nada están ahí para ser dichos. El poema es el puente que une dos extremos ignorados. Pero es también esos extremos. El poema es una venturosa incursión por lo ignorado.

Para el lector brillará otro elemento no previsto: una raíz, una rama. El Poema total sería entonces un resultado de sumas infinitas, de confrontaciones, contradicciones y memorias, de recuperaciones y pérdidas, de olvido, muerte y ser: (sería como un dios) algo inmortal nacido de criaturas mortales.”

Epígrafe que precede a los poemas, en LA MORADA IMPOSIBLE, tomo 1
***

Me acerqué a tu manera
de no estar en las cosas, de no saber nombres, días.
Para verme estar solo,
solo de todo entre mis manos
me acerqué a tí, cubriendo como supe
mi real presencia, que fuiste derramando
sobre la piedra, en muda libación.
Soy tu muerto implacable.
Soy el brillante bebedor de tu sombra.
Nada sobre mis labios dice el delirio
de guardarte, inocente de las noches,
como una imagen.

6/6/67
***

He aprendido a valerme
como una especie próxima a morir.
Cavo más hondo.
A ras de tierra cruza lo inervitable.

9/6/67
***
"(…) Comprendí que me enfrentaba a una nueva demolición para dar lugar a todo lo que no había encontrado aún su espacio: yo en la tierra; yo con los otros (tú, él, nosotros, vosotros, ellos); yo rea; yo bruta; yo grosera; yo toda mezclada de latín, griego, mierda, tallarines, cultura y barbarie; yo delincuente; yo dirigiendo una orquesta y yo babeándome encima; yo defendiendo la tesis de doctorado y yo meándome en una conferencia; yo con una altísima misión diplomática y yo robando una billetera en un ómnibus; yo amiga del alma y yo traidora; yo valiente y yo obsecuente; yo democrática y yo nazi; yo perfumada y yo maloliente. Todo junto. Y además: yo viva y yo muerta y yo naciendo y yo agonizando. Y amando-odiando ya sin disimulo.”

                      Fragmento de la carta a Renata Treitel, del 1° de diciembre de 1983, en LA MORADA IMPOSIBLE, tomo 2
***
Distancias / 9

cavidad         tú
lo otro     llama
amor       congrega
dos una vez       una sola vez
preciencia cuando abraza       abierto
cúpula        estoy
veníamos de atrás        verano
ignorantes        sin compuerta
el viento hidraba (flujos) acuérdate
de sol       velarios me impiden
cuando se borre         sí
           nuestra mordida paralaje
y nos disuelva sin par el día
***
Distancias / 7

tu paso     nunca otro       y tu boca
roída por el viento        criatura
individual        en un mundo de nombres
que ya apenas pronuncias         y que apenas te hieren
dulce materia       viva
en tierra enferma        criatura
individual          entre flor y flor oscura
tu paso         nunca otro
y tu boca roída por el viento
***
Distancias / 8

al sueño mayor
donde vuelven a hablarse el espanto y la música
vidas lo aman de abajo
en corrupción benigna        dueño
de oros vencidos (pero) en
quiniela oscura que algo can()ta
***
Distancias / 9

cavidad         tú
lo otro     llama
amor       congrega
dos una vez       una sola vez
preciencia cuando abraza       abierto
cúpula        estoy
veníamos de atrás        verano
ignorantes        sin compuerta
el viento hidraba (flujos) acuérdate
de sol       velarios me impiden
cuando se borre         sí
           nuestra mordida paralaje
y nos disuelva sin par el día

De Distancias. 1984. Torres Agüero Editor, prólogo de A.M. Barrenechea.
***
LA DISECCIÓN

cosa casi sagrada
es una cosa casi sagrada
una cosa casi
casi sagrada
tan casi sagrada es esta cosa
que llama poderosamente la atención
la casi absoluta ceguera de la gente
para tener en cuenta que a fin de cuentas
es casi innecesario ver para creer en cosa tan casi
tan consecuentemente casi
sagrada
y es que además este elemento o cosa
ha sangrado
o casi
y podemos apreciarlo por la sombra de lo casi sangrado
sobre el suelo sobre el suelo sobre el mismísimo suelo
y retomando la demostración
tenemos esta cosa
una cosa bah el montón
de cosa casi medio sagrada
y además sangrada y por ende
y en ciernes casi ad nauseam
y en otro orden de cosas esta cosa
se resiste con casi todos sus botones
a ser casi descubierta
analizada remolida destripada
en sus causales últimos internos
mejor dicho casi internos porque la cosa en sí
no se deshoja fácilmente
sino capa tras capa
como los alcauciles
los inviernos
y el tiempo ah el tiempo ese factor
disyuntivo que casi se agota
y por lo tanto nos impide
llegar al gran por qué
y al supercómo de esta cosa
casi sagrada
tam tam casi sagrada
tan casi casi
casi tan sagrada.

De  Ova completa. 1987. Bs. As. Sudamericana.
***
A SOLAS

Es cierto:
la seriedad de su sonrisa.
¿La imaginas a solas
con tanto grito alrededor?
El tiempo entre los perfumes camina,
destapa un frasco, pierde minutos de dejar morir
entre los trajes a media vivos,
como recién ahorcados.

Comprendo:
los gritos enmudecidos,
los peces, nacimiento perpetuo.

Antes, una vez...
Nadie lo sabrá nunca.

¿La imaginas a solas
con tanto abismo alrededor?

De La morada imposible, Edición a cargo de Ana María Barrenechea y María Negroni
Buenos Aires, Corregidor, 2004.
Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo.
René Char


No haría falta amar a los hombres para darles una ayuda real. Sólo desear hacer mejor cierta expresión de su mirada cuando se detiene en algo más empobrecido que ellos, prolongar en un segundo cierto minuto agradable de su vida. A partir de esta diligencia y cada raíz tratada, su respiración se haría más serena. Sobre todo, no suprimirles por entero esos senderos penosos, a cuyo esfuerzo sucede la evidencia de la verdad a través de los llantos y los frutos.
René Char