miércoles, 20 de febrero de 2013

Es un dolor agudo sin frente ni fondo


REYNALDO MARIANI
(Buenos Aires, 1936-Zapala, Neuquén, Argentina, 2004)

Mariani, 
El gran poeta refugiado en la Patagonia
(Nota y selección de poemas
Andrés Cursaro*)

"If ain't got swing, it doesn't mean a thing"
Duke Ellington

"En Zapala, ciudad ubicada en el centro de la provincia de Neuquén, el poeta Mariani construye lentamente una de las obras más sólidas y escondidas de la Argentina. Al resguardo de su entrañable amiga Adriana Marcus, lejos del show literario, refugiado en la inmensidad de la Patagonia y sin un centavo en el bolsillo, se las ingenia para seguir creando, para anteponer la intensidad de la vida a toda preocupación mundana".

Este era el inicio de una larga nota-entrevista publicada en 2001. Ahora, tres años después, Mariani se ha ido definitivamente de este mundo. El poeta murió en Zapala, el 13 de agosto pasado. Dejó una obra magnífica y totalmente desconocida en la mayor parte del país. Sus libros, editados de manera artesanal en Zapala con la ayuda de Jorge Casella e Inés Finando, circulan de mano en mano y son difíciles de hallar en los estandartes del gran mercado nacional.

Zapala fue el refugio de Mariani. Allí llegó en 1998 luego de "varias y largas temporadas en el infierno", según parafraseaba irónicamente a Arthur Rimbaud.

Nació en Buenos Aires, el martes 13 de enero de 1936, vivió 23 años en distintas ciudades de Brasil -donde se "graduó" en el conocimiento de instituciones psiquiátricas-, regresó por un breve lapso a la Argentina, viajó a España, mendigó en las calles de Madrid y, finalmente, fue repatriado. "Gracias a mi hermano sobreviví", contó alguna vez.

Amigo personal de Enrique Molina, Roger Pla y Rómulo Macció, y socio en varios "emprendimientos fracasados" del dibujante y pintor "Freddy" Martínez Howard, Mariani fue uno de los actores del panorama literario de Buenos Aires entre 1963 y fines de los '70: fundó y co-editó la revista "Opium", publicó, en 1973, "7 poemas grassificantes" (Ediciones de la flor alta) y en 1968, editorial Sudamericana editó sus "7 historias bochornosas" (reeditado en Zapala el año pasado).

En Brasil, ya en 1976, la editorial Da Maconha, de Sao Paulo, publicó sus "7 Pue-más" (bilingüe). Otros poemas suyos fueron publicados en Zapala en los libros: "Poemas de oreja", "Mamotretos y ladrillo... de oreja", "Mejunje de nuevos" y 'nuevos' poemas de oreja", "Entremeces eróticos (sazonar a gusto)", con ilustraciones de Inés Finando, y "Mamotreto Nº 13". Allí fue el impulsor de la revista "De culo al barro", como en España, mientras dormía en las calles, de la publicación "La Damajuana".

Dueño de un admirable rigor crítico, lector voraz, provocador por convicción, "libertario y ácrata", Mariani es dueño de una de las voces más auténticas de la poesía del país. Su obra no conoce los límites. De gran intensidad, sus poemas se escriben en registros y estéticas diversas donde Góngora se abraza con Marosa Di Giorgio y Ezra Pound, se topa con Raúl Gustavo Aguirre, Francisco Madariaga, Leroi Jones y César Vallejo. "Busco que las frases sean duras, pero que tengan swing. Si no tiene swing, no valen nada. A veces estoy leyendo a Góngora y meto cosas de él en lo que estoy escribiendo. ¡Lo mal hecho con frases geniales de Góngora! Pero primero de todo hay un proceso inconsciente en el que vuelco todo lo que se me ocurre. El ritmo y el sonido. Escucho el ritmo adentro mío. Depende del sonido que esté escuchando y cómo lo esté escuchando. Puede ser el ruido más sutil, como el de un ‘zippo’ al cerrarse. Y, a veces, tiene que ser la furia. Y si viene con furia ya nunca voy a poder escribir sobre la gota. Y si además estoy escuchando algo ‘en vivo’, la música no viene solo de adentro -contó una tarde de calor en su refugio patagónico-. Cada poema para mí es una cosa nueva. No tengo una línea definida. Algunos son contenidos, otros son exabruptos. Los mamotretos, generalmente, son hacia afuera, con momentos groseros inclusive. Depende de la intensidad que tengan las cosas que me pasan". Y citó entre sus autores preferidos a Góngora, Ezra Pound, Gregory Corso, Dylan Thomas, Jorge Luis Borges, Leroi Jones, William Faulkner, Raymond Chandler, Edgar Alan Poe y Kafka.

Modelo publicitario, actor de fotonovelas, amigo de la nocturnidad, de los bares, lector voraz, amante del jazz, del fernet y los cigarrillos, provocador por convicción, obsesivo de las correcciones, coherente hasta la médula. De nada valen estos adjetivos que podrían, de alguna manera, representar su nombre porque como el mismo Mariani dijo: "no digo mi nombre, no lo uso, porque no soy el que dicen los papeles. O soy, pero ¿qué importancia tiene? Los nombres no definen a la persona".

(*) Poeta y periodista. Reside actualmente en Rada Tilly (Chubut). Conoció personalmente a Mariani en Zapala. Allí lo visitó en reiteradas ocasiones. Compartió ferias del libro y diversas presentaciones. Preparó, a pedido del propio Mariani, su antología poética: 10 centavos de ira i otros etcéteras, que dedicó a Adriana Marcus, Jorge Casella, "Kolo" Franco y Claudio Sáez, aún inédita.
**
Poemas de Mariani

SUGERENCIAS PARA "ACABAR" MEJOR
-a ana gentile-

arrójate en disolución
al fuego eterno
de un momento de piel
i ganas amariyas
la carroña de tus excusas
dáselas a los coyotes
plañideros que se reúnen en la sala de estar
echa a chorrear las campanas
de tu hábil animalidad
i deja abierta las compuertas
de tu verdadera reputación
ahora permite a la tropiya de mis excesos
"morir en ti, mecida por la muda música de tu cuerpo"
***
IDILIOS

sopla el viento cálido del este
su caricia es demorada i penetrante
algarabía de colores, aromas, formas!
la floresta toda es saturnal festejo, i bebe

mariposas ebrias en el prado
leves roces, finas vibraciones
sorprenden a las flores
las envuelven, las abrasan, las voltean...

trazos giros signos
siguen su camino
suaves sueltos libres

la tarde es poseída ahora por silencio
algunas hojas caen del árbol
se posan sobre la tierra húmeda
estremeciéndose apenas

lasas
se entregan a la quietud del todo

tierra, hojas, mariposas, árbol
viento..., son música diversa
i el soplar, estar, caer, volar
vibrar
es música-memoria
de lo que es
de lo que fue
i de lo que va a ser
o no
***
NO!, LA ‘PAPA’ NO ES UN TUBÉRCULO
-a rómulo macció-

la ‘papa’
señores la
‘papa’
es un dolor
agudo sin frente
ni fondo
ni derivaciones
la ‘papa’
un edicto empedernido
un emplazamiento
sin apelación
posible la ‘papa’
en los pectorales
un magno
direccionado
golpe
al plexo solar
i ah desnudo (la ‘papa’!
señores)
un lunes
cualquiera
frente a
frente
al comité
de frente!
que investiga pena señala
castiga
las actividades anti-papas
foundant
puré de papas
o papa noicette
con aceite de oliva
para los pecadores
hirvientes
sin perejil sin sal
para los liberales
intelectuales
papa lorette
las fritas rodajas
pisadas
de papa
señores, no
la ‘papa’
no es eso, no

**
Tomados del blog lacebolladevidrio.blogspot.com.ar
Mariani: A secas? Antología poética, Ediciones de La grieta, San Martín de los Andes, 2005.

1 comentario:

Ana Vivas dijo...

Hola, ¿como estas? Quisiera preguntarte, ¿tienes disponible esa entrevista que citas al inicio del reportaje? O la ubicación de donde fue publicado. Gracias.

Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo.
René Char


No haría falta amar a los hombres para darles una ayuda real. Sólo desear hacer mejor cierta expresión de su mirada cuando se detiene en algo más empobrecido que ellos, prolongar en un segundo cierto minuto agradable de su vida. A partir de esta diligencia y cada raíz tratada, su respiración se haría más serena. Sobre todo, no suprimirles por entero esos senderos penosos, a cuyo esfuerzo sucede la evidencia de la verdad a través de los llantos y los frutos.
René Char