lunes, 23 de abril de 2012

Un letrero decía cerrado en dos idiomas

Dos poemas inéditos 
de SILVINA LÓPEZ MEDIN
(Buenos Aires, Argentina, 1976)

Aniversario

El río de noche con las ventanas bajas:
viento y autos estacionados
no hay luna, hay un destello en el agua:
una boya
no necesitamos señalar los dos buscamos
lo mismo: fijar la vista: un punto,
pienso en Conti cuando decía cómo uno se aferra
a una boya cómo la ansiedad se concentra
en ese punto que por momentos se desvanece,
y no pienso más, vuelvo a mirar:
hay un tiempo de luz
un tiempo de oscuridad
y la duración de uno y otro marca un ritmo.
 ***
Vacaciones

Desde la ventana del hotel veíamos girar
la rueda iluminada de un parque de diversiones,
cada día planeábamos ir
construíamos el relato, el deleite
de una vuelta. Al acercarnos
un letrero decía cerrado en dos idiomas, cada día
llegábamos tarde, casi a propósito
como si quisiéramos dejar ese hilo suelto
para que gire y brille más.
Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo.
René Char


No haría falta amar a los hombres para darles una ayuda real. Sólo desear hacer mejor cierta expresión de su mirada cuando se detiene en algo más empobrecido que ellos, prolongar en un segundo cierto minuto agradable de su vida. A partir de esta diligencia y cada raíz tratada, su respiración se haría más serena. Sobre todo, no suprimirles por entero esos senderos penosos, a cuyo esfuerzo sucede la evidencia de la verdad a través de los llantos y los frutos.
René Char