domingo, 8 de abril de 2012

Estuve sintiendo un profundo cansancio

ADRIANA BORGA
(Rosario, Santa Fe, Argentina, 1961)

Sabiendo

Sed mi alma
Pero de eso, yo nada me entero...

De mi alma parten buques
cargueros llenos de viejas
semillas húmedas, apolilladas
en toneles de madera, vinos
agrios varietales, agusanados
frutos resecos, partidos
corazones de alcanfor.
Pero de eso, yo nada me entero...

De mi vista parten paisajes
desolados, umbrosos días
vísperas de fiestas sin entusiasmo
de festejos, apagados fuegos
de artificio, esperanzas
vanas, formas de la ilusión.
Pero de eso, yo nada me entero...

Sin embargo estuve sintiendo
un profundo cansancio, hasta ahora
sin sentido, sin objeto,
sin razón.
***
¿Escama?

Saqué un pez del agua
yo, tiré la línea
un anzuelo con una buena carnada
y picó:
lo tengo ahí hace meses,
en la orilla, no le doy
agua, ni nada
sin embargo no muere;
me voy y vuelvo
y allí lo encuentro
dando coletazos
de rabia porque no entiende
por qué lo tengo allí
desde hace meses sin comerlo
sin hablarle
no lo como, no lo mato, no le hablo
no lo libero, ni nada
lo peor es que yo tampoco sé
por qué hago esto
¿es por escama?
¿Esto también será el poder: tener
porque sí y para nada?
***
Tomados del blog vuelo de noche
Foto: tomada de semanadeletrasylectura.blogspot.com
Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo.
René Char


No haría falta amar a los hombres para darles una ayuda real. Sólo desear hacer mejor cierta expresión de su mirada cuando se detiene en algo más empobrecido que ellos, prolongar en un segundo cierto minuto agradable de su vida. A partir de esta diligencia y cada raíz tratada, su respiración se haría más serena. Sobre todo, no suprimirles por entero esos senderos penosos, a cuyo esfuerzo sucede la evidencia de la verdad a través de los llantos y los frutos.
René Char