domingo, 7 de octubre de 2012

Qué va a pasar con nosotros

Tomada de elconjuro.blogspot.com

ALFREDO "PIRO" JARAMILLO
(Alta Barda, Neuquén, Argentina, 1983)


Dos días, siete meses, veinticinco años:
no recuerdo haber tenido nada, ni una radio encendida
que informara las noticias del día, el clima, aún así
presté atención a los colores del cielo
para ver si llegaba o no la lluvia, algo
que se lleve el ruido de las calles
dejándonos a oscuras pensando
si la ropa tendida va a estar siempre húmeda
si esa manera de llorar en la cama es tu misa, ya no sé
qué va a pasar con nosotros
en la arena caliente de la tele me di cuenta
que si esta primavera llegó, de a ráfagas y temblando
no es por culpa del incendio del planeta:
es que fuimos siempre así
antes de que los árboles taparan la calle
hasta bien alto ahí donde los cables se rozan
y hacen que la boca se tuerza
como una raíz deforme.
***
Tenemos 12 o 13 años

Somos 5 y estamos alrededor de una hornalla que tira una llama azul y naranja

Yo estoy mirando más la luz azul que la naranja
y me pregunto si estoy haciendo bien…

Las luces azules siempre se parecen más a la muerte que las luces de otros colores

Me acuerdo el eslogan de una empresa de colectivos
que decía “una luz azul en el camino”
no sé cuando lo vi, cómo me lo acuerdo, debía estar
despidiendo a algún hermano que viajaba lejos
y me quedó la imagen de un punto azul acercándose por el carril de enfrente
y de repente el fuego y los fierros y los cuerpos
la luz azul…

Pero cuando estábamos alrededor de la hornalla éramos invencibles

Chanfle, Guren, Juan, El Negro y Pacha
Quién más estaba

Luchi

Kevin, el perro
o quizá Kevin no haya estado en la escena
no todavía, sé con seguridad
que estaría unos años después
y entonces decíamos con Juan
que estaría bueno darle
cocaína a Kevin
para que sea perro guardián

“Dale pala al perro, dale
pala al perro”

No lo hicimos nunca
y ahora sé con certeza que Kevin ahí no estaba

Estamos el Chanfle, el Guren, el Negro
Juan, el Pacha y yo

Nos juntábamos siempre en lo de Juan y dormíamos
en un montón de colchones en el living
y fumábamos y tomábamos jugo
y en algún momento de la noche nos íbamos a la terraza
a ver el sol salir con su color naranja
no dormíamos ni teníamos miedo

12 o 13 años y la luz azul de la hornalla

En el equipo sonaba Dookie en repeat.
A veces cuando venía Luchi cambiábamos
y poníamos Deicide, que era una banda de metal de la muerte con unas letras anticristianas a full; el líder de la banda se llamaba Glenn Benton y se había hecho una cruz
invertida en la frente, no como un tatuaje sino como si le hubieran hecho una yerra con una cruz invertida, una cosa tremenda pero a Luchi le gustaba.

Me acuerdo un disco que se llamaba “Serpents of the light” y en la tapa había un jesucristo bastante desmejorado con una lengua de víbora y unas manos rezando.

“Serpentes of the light” se traduce como “serpientes de la luz”

Nosotros éramos unas serpientes de la luz…

Alrededor de la hornalla nos pasamos de mano en mano
el paquete de Marloboro 10 que uno antes había ido a buscar a una YPF donde siempre había un gordo bueno, un gordo dealer que vendía al lado de un policía y afuera
las caras cansadas de los playeros, chicos un poco
más grande que nosotros, metidos en el empleo para no
salirse de la vida

Fumábamos sin tragar el humo

Espiábamos a los vecinos

Una vez entramos a una casa y nos robamos unos aires acondicionados

La casa de unos coreanos de la ciudad en la que nací

Nos robamos unos guantes con los dedos cortados, botellas de Cusenier, vodka finlandés, whisky wild turkey, una pecera de plástico que en lugar de peces tenía una geisha y un samurai

Estuvimos desde las 3 hasta las 7 AM paseando por los pasillos de un duplex con pileta

Cuando despuntaba el alba transportamos los aires acondicionados

Nos vio todo el barrio y ese mismo día un coreano en auto pasó muchas veces frente a la casa de Juan, buscándonos

Nunca nos encontró, estábamos al fondo de la casa, alrededor de la hornalla, en una cocina derruida, en una casa derruida, teníamos 12 o13 años, fumábamos sin tragar el humo

Escuchábamos música

Debía ser 1995, 1996.

Era mitad de década y estábamos sobrios.
***
DNDESTANLXSPOETXS

están parados / haciendo cola en un bar de ensaladas / masajeándose los hombros en la espera / haciendo sonidos guturales mientras miran un brócoli / y dos o tres porotos perdidos sobre una bandeja de plástico / están pensando en las formas morbosas / que las luces dibujan en las caras de los chicos que sirven / a una morocha con pecas un poeta albino / le ve la cara de un ñu / después de haber saltado un barranco / incluso se anima a decirle "cuidado, que en el fondo del río / te está esperando un cocodrilo" / la fila explota en carcajadas, un viejo cónsul del estilo / se cansa y con su báculo / rompe las luces dicroicas / llama a un mozo y abanicando en su cara el jovial instrumento / le dice "cuidado / que en el fondo del Nilo / te está esperando este tío" /.

están subiéndose a la lengua de la cobra / contemplando desde arriba las ondulaciones del camino y más allá / las montañas nevadas / y más allá / un cactus hidratándose a 40º grados / y más allá /
un águila estamapada en una campera de cuero /.

están firmando cheques para terceros / mirando los edictos de un diario regional / atentos a timar a algún chacarero / están cambiando la clave del homebanking / están tratando de subir de ranking / están respirando uranio en la boca de una chimenea en Pyiongyang / están googleando la palabra "trotil" para aprender a hacer masitas / y venderlas en un recital en el Konex / están pidiendo monedas a la salida de Starbucks / cortándose el pelo con un filo bien al ras / están tomando mate / mirando cómo las nubes forman / el contorno de la provincia de Formosa /.

están enchufados al suero de una clínica privada / haciendo barquitos adentro de un papagayo / están en livings / agarraditos uno del otro / sintiendo la llama del verso / montados al cometa Halley que ya pasó / y siguió de viaje /.

están tomando cervezas adentro de un camión blindado / están afinando sus oboes para brillar / en un show con la fanfarria del Alto Viaje / están mostrándole a sus suegros mezcladas / las fotos de un viaje por Latinoamérica / en una aparecen montados en mula / en otra aparecen abrazando a un indígena / en otra aparecen tomando pisco / sobre una pirámide de gringas con bombachas de ATTAC /.

están meando en el baño de un boliche / recostados contra la puerta / sintiendo cómo tiemblan
las paredes / con un hit que escuchaban el año pasado / están envueltos en polietileno / preparados para subirse al chango / están atados a un mástil / subidos a un barco pirata / ansiosos de que explote la piñata / están mandando cadenas de mails / dándole forward / están mirando LCD / prendiendo sahumerios caros en un hoyo del Ground Zero / están hablando / perdiendo grasa / están fabricando un whisky platinado /para darse caña y salir a quemar / banderas de la FUBA / están tomando queso en una púa / están oyendo djs alemanes / están en la playa / untándose Hawaiian / mirando el mar como si estuvieran / esperando el llamado de un cachalote /.

están electrificando las puertas de sus deptos / tomándose un bondi a Catamarca / comprándose un lomito en un bar / de la Avenida Argentina / están en una playa de estacionamiento / fumando tabaco armado y pateando motos / están revisando una 13/20 con posters / de Michael Jackson /
están duchándose / pensando en sus deadlines como si acariciaran / el lomo de una tarántula / están tomándose un fernet con cola / en la cola / de un recital de Wisin y Yandel / están surfeando una ola en las playas de Maldivas / están lanzándose al vacío / mirando el asfalto desde un décimo piso / de Nueva Córdoba / están tomando sopa en un Centro de Día / están llamando al 0800-PARAPENTE / le dan al redial como un auto / a un peatón de frente, mientras del otro lado / una voz tumultuosa / como emitida desde adentro de una campana / dice "no, hoy no estamos de servicio / mañana nos mudamos de piso", cuelgan / y llaman a la Liga de Lucha contra el Cáncer / para jugar al bridge con pacientes terminales / el domingo por la mañana / cuando la ciudad se levanta / y los zombis vuelven a casa / sobre en la espalda de un dromedario /.

están caminando por la costanera / buscando gomas de borrar y curabichera / están subiéndose a un tobogán en una plaza enrejada / están poniéndose un termómetro entre las encías / para ver si son ellos o la poesía / están dormidos sobre el volante / escuchando AM / viendo cruzar ovejas por el camino / incluso les da la impresión / de que una les guiña el ojo /lo que los hace codearse y susurrar / "qué nos pusieron cuando paramos a comprar snacks en la YPF"/.

están comprándose blusas en una feria americana / están comprándole berenjenas a una familia boliviana / están estudiando Derecho Procesal Penal II / preparándose para el futuro / están sacando un maní del fondo de un vaso / están abriéndose una cuenta para ser / comentaristas de La Nación online / están inquietos, afiebrados / por la leche maltratada que va del corazón / a la mente / están convencidos realmente / quieren tomar el poder y entrar al castillo con un hacha / pero se arrepienten y se anotan en un curso / de yoga, se dicen "no, me chupa un huevo / estar en boga" / están tirándose encima de la gente / como si fueran personajes / de una emisión de 100% Lucha / quieren salir a cazar indigentes y volver / a casa con un trofeo / quieren bailar bajo el farol de la vereda y besar el cemento / pero están cansados de lanzar piedras / a los camiones que pasan por la autopista / así que llaman a una amiga y se van / a tomar té en un termo con calcomanías de la Vence /.

están tomando borsch en el centro de un tornado / creyendo que están en la rivera del Volga /
están ocultos en la turbina de una central hidroeléctrica / haciendo girar el dynamo del paranoia/.

están nadando entre mil capas de mantarrayas / mirando a contraluz las alas / flamear en el silencio del agua / están en el desierto del Mojave / ahorrando dinero y tomando jarabe / listos para alquilarle un auto a un vaquero / y viajar a Miracle Mountain/.

están ahuyándole a la bola de espejos / en una disco de baja categoría / están haciendo fechorías / sorbiendo con pajita el agua de un tanque / de un barrio de los suburbios / están refugiados en sus camperas de jean con corderito / dándole ganchos a un gallo patotero / que desde la otra esquina les recuerda / lo bien que escriben cuando están en pedo / están tratando de llegar a enero / están comprando garrafas sociales / azotados por la ventisca en una calle de tierra / están entrando a Tribunales / para cantarle las nanas a un fiscal de turno / están esperando al enemigo detrás de sus escritorios / con las abrochadoras bien cargadas y en línea / para cerrar miles de sobres con A4s / que ventilan los secretos de una secta/.

están cruzando las multitudes con una mueca de interés superficial / están escupiendo a los leones del zoo / están cubriendo los cristales de sus autos usados / con largas franjas de cartón corporativo / están tomando un licuado / acompañados por un pai umbanda / que los mira y piensa en el dinero que le deben / por haber hecho desaparecer el cadáver de Nekro/.

están haciendo fuego en la cubierta de un portaviones / con mechas de carilina y combustible venezolano / están poniendo sus caras para un comercial de Kraft / a cambio de galletas importadas y una tableta de migral / están saltando las paredes de un cementerio / quieren afiliarse al Club Cultural Hades / están fotografiando niños / en el subsuelo de una quinta de Pilar / están dando que hablar /en los sitios de noticias / pero faltan las pericias y el ambiente / está agitado, en la tele / ante un paredón de periodistas / un abogado: "las pruebas son endebles y yo / estaba tomando sol en casa y yo / me llamaron por el viper y yo / estoy sintiendo vibraciones atávicas ahora / mi ombligo está conectado con Mercurio, sí / cada vez que acabo destruyo un satélite / por eso se ve mal la Deutsche Welle" /.

están regando un vivero japonés / barriendo las veredas con una remera fluorescente / están solicitando su repatriación / desde el cuadrado de la libertad / están tirándose el tarot / frente al mago de los dispositivos sociales / están tatuando a nazis locales / con las siglas ORGULLO y un logo hindú / que un viajero vio hace tiempo / en la panza de un elefante /.

están animando una fiesta de la Total / en un cabaret de Rincón de los Sauces / están en Picunches en Venado en Salamanca / en Maui en Manila en Carlos Paz / en Chicago en Ljubljana en el este / de Estonia / en el oeste / de la Peste / están en Aguas Calientes en Chihuaha en Managua / en San Petersburgo en San Pedro en San Vicente / en Ottawa en Melbourne en Shanghai / en Asunción del Paraguay /en la piecita de Sartre en el Quartier Latin.

Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo.
René Char


No haría falta amar a los hombres para darles una ayuda real. Sólo desear hacer mejor cierta expresión de su mirada cuando se detiene en algo más empobrecido que ellos, prolongar en un segundo cierto minuto agradable de su vida. A partir de esta diligencia y cada raíz tratada, su respiración se haría más serena. Sobre todo, no suprimirles por entero esos senderos penosos, a cuyo esfuerzo sucede la evidencia de la verdad a través de los llantos y los frutos.
René Char