lunes, 9 de abril de 2012

Sin de nuevo esperanzas engrillado

Otro poema de ENRIQUE BUTTI
(Santa Fe, Argentina, 1949)

Liberto

Ya está, licenciado con tu venia
liberto rubricado con tu firma,
libre ya de tus dádivas y halagos
del peso de tu lastre y tus cadenas
sin freno y rienda, suelto y desatado
del carro que hostigado yo arrastraba,
de asistir con mi sangre a tu agonía,
de dar luz y aplaudir al escenario
y al dosel de tus cópulas brutales.

Yo el mismo que elegiste en la subasta,
el miserable esclavo regalado,
el infiel desollado casi muerto
de aquel yugo feroz al que devuelves
sin de nuevo esperanzas engrillado
a ser sólo de mí extraviado dueño.
Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo.
René Char


No haría falta amar a los hombres para darles una ayuda real. Sólo desear hacer mejor cierta expresión de su mirada cuando se detiene en algo más empobrecido que ellos, prolongar en un segundo cierto minuto agradable de su vida. A partir de esta diligencia y cada raíz tratada, su respiración se haría más serena. Sobre todo, no suprimirles por entero esos senderos penosos, a cuyo esfuerzo sucede la evidencia de la verdad a través de los llantos y los frutos.
René Char