viernes, 1 de junio de 2012

Para sus brazos que rodean las penas de los siglos


DYLAN THOMAS
(Swansea, Gales, Inglaterra, 1914-
Nueva York, EE.UU., 1953) 

En mi oficio o mi arte sombrío...

En mi oficio o mi arte sombrío
ejercido en la noche silenciosa
cuando sólo la luna se enfurece
y los amantes yacen en el lecho
con todas sus tristezas en los brazos,
junto a la luz que canta yo trabajo
no por ambición ni por el pan
ni por ostentación ni por el tráfico de encantos
en escenarios de marfil,
sino por ese mínimo salario
de sus más escondidos corazones.

No para el hombre altivo
que se aparta de la luna colérica
escribo yo estas páginas de efímeras espumas,
ni para los muertos encumbrados
entre sus salmos y ruiseñores,
sino para los amantes, para sus brazos
que rodean las penas de los siglos,
que no pagan con salarios ni elogios
y no hacen caso alguno de mi oficio o mi arte.

Versión de Elizabeth Azcona Cranwell

4 comentarios:

Hugo Luna dijo...

noooooooooooooooooooooooo

soperos dijo...

Aporto aquí una versión de este poema a cargo de Esteban Pujals, a modo de contraste.


En mi oficio u hosco arte
ejercido en la noche en calma
cuando sólo rabia la luna
y los amantes descansan
con sus penas en los brazos,
trabajo a la luz cantora
no por ambición ni pan
lucimiento o simpatías
en los escenarios de marfil
sino por el común salario
de su recóndito corazón.

No para los soberbios aparte
de la rabiosa luna escribo
en estas páginas rociadas
por las espumas del mar
ni para los encumbrados muertos
y sus ruiseñores y salmos
sino para los amantes, sus brazos
abarcando las penas de los siglos,
que no elogian ni pagan ni
hacen caso de mi oficio o arte.

(Dylan Thomas. Poemas. Visor,Madrid 1976)

Saludos

Pepe Maiques

Irene Gruss dijo...

Gracias por tu aporte; Irene

mongo dijo...

se podrían agregar una tercera, de Raúl Gustavo Aguirre (Poesía Buenos Aires 30, primavera de 1960), y seguramente unas cuantas más, y todas diferirían entre sí. ¿Importa acaso? Hay un comentario de Aguirre a ese poema que es brillante, pero no recuerdo dónde lo leí. Una versión de tununa Mercado (Escribir, traducir, transgredir) se puede leer en http://corinamoscovich.blogspot.com.ar/2012/01/boletin-2011-2012-de-colegio-de.html
En cuanto a otras versiones, ver http://www.elcoloquiodelosperros.net/numero20/curioso20da.htm

Somos parecidos a esos sapos que en la austera noche de los pantanos se llaman sin verse, doblegando con su grito de amor toda la fatalidad del universo.
René Char


No haría falta amar a los hombres para darles una ayuda real. Sólo desear hacer mejor cierta expresión de su mirada cuando se detiene en algo más empobrecido que ellos, prolongar en un segundo cierto minuto agradable de su vida. A partir de esta diligencia y cada raíz tratada, su respiración se haría más serena. Sobre todo, no suprimirles por entero esos senderos penosos, a cuyo esfuerzo sucede la evidencia de la verdad a través de los llantos y los frutos.
René Char